PFC. HOTEL + SPA + RESTAURANTE

Detalles del proyecto

  • Proyectista: Pablo García-Lliberós
  • Situación: Sollana (Valencia)
  • Año de presentación del proyecto: 2009
  • Tipología: Hotel + Spa + Restaurante (Proyecto Final de Carrera)
  • Superficie parcela: 18.650 m2
  • Superficie construida: 7.145 m2
  • Estructura: Hormigón armado con forjados unidireccionales

Descripción del proyecto

El proyecto desarrollado consta de hotel, spá y restaurante, incluyendo también una vivienda para el gerente en edificación aislada pero vinculada al resto de la composición.

La actuación se implanta en la Huerta, en una zona de arrozales limítrofe con el núcleo urbano de Sollana y muy próxima al Parque Natural de la Albufera, por lo que la relación con el entorno, la orientación y las vistas del magnífico paisaje son condicionantes fundamentales.

Tomando como valores de partida la sencillez y racionalidad compositiva, la claridad funcional y la sinceridad constructiva, el proyecto tiene como objetivo principal la búsqueda de un diálogo integrador entre la arquitectura y el medio natural que la rodea. Esto se consigue dotando a la edificación de una morfología de desarrollo horizontal y volúmenes puros, y haciendo una minuciosa selección de los materiales, que se reduce al empleo de hormigón, vidrio, cobre y madera.

El edificio se materializa mediante la disposición de una base de hormigón visto de la que emerge una caja de vidrio y cobre que forma el cuerpo principal de habitaciones, insinuando la idea de pieza metálica sobre basamento pétreo. Tanto en la fachada Norte como en la Sur, la chapa de cobre, también presente como revestimiento del salón de actos, forma franjas verticales a modo de paneles opacos que rompen la uniformidad de ambas fachadas.

Otros elementos relevantes en las fachadas son los sistemas para el control del soleamiento. En la fachada Sur se montan unos paneles correderos de madera con lamas horizontales que por su gran movilidad, dan mucho dinamismo a esta fachada. Mientras que en los frentes Este y Oeste, se disponen lamas prefabricadas verticales fijas de hormigón.

En el interior de los espacios diáfanos proyectados, madera, hormigón y vidrio se combinan ofreciendo elegancia y sofisticación pero sin perder calidez, siendo clave el papel de los grandes acristalamientos, que permiten hacer dichos espacios interiores extensibles al exterior, ofreciendo unas vistas sobre la huerta inmejorables.